¿De qué se trata?

Consiste en implementar Puntos de lectura habilitados como sistemas de préstamos de libros y tienen como propósito fomentar la lectura en habitantes y turistas de las Caletas y Balnearios de todo Chile.

Se trabaja en alianza con Municipios, Universidades, Bibliotecas Públicas, agentes y mediadores locales, complementando el préstamo de libros con actividades de animación a la lectura y escritura. Para implementar los espacios se hace un diagnóstico de la realidad lectora de la población, así como del lugar geográfico donde se emplazará, valiéndonos de mobiliario especializado como triciclos, quioscos o libreros móviles según cada experiencia, el que se complementa con exhibidores, mesas, sillas de playa, alfombras, toldos y un espacio infantil con sillas y mesas para la realización de la programación cultural asociada a cada Punto de lectura.

Caleta de libros es realizado por un equipo de profesionales con gran experiencia en gestión de proyectos, fomento lector y conocimiento de catálogos literarios. Una vez finalizada la temporada estival (enero-febrero), el mobiliario se traspasa a la comunidad con un plan de fomento anual al que se le hace seguimiento mensual, hasta una próxima experiencia.

Este verano el proyecto ha trabajado un sello distintos en todos los puntos. Cartagena apostará a las actividades comunitarias y el teatro callejero; Arica seguirá con los cuentacuentos nocturnos y el teatro experimental; Coquimbo pondrá énfasis en el cuidado del medio ambiente e Iloca desarrollará actividades de largo aliento como talleres de tejido de mandala, japonés y cerámica.